12 febrero 2009

Todos los dìas recorro este camino para ir a trabajar y para volver a casa.
Es un regalo, un lujo esclusivo para mí, la luz que se asoma entre los árboles, el viento, la tierra, los pajaros y el silencio.
Soy multimillonaria.


Ellos son tan altos que podría caer de espaldas cada vez que los miro.


Cuando tenga un lazo haré un columpio en esta rama y no es una idea mía, es absolutamente idea de la naturaleza que hizo este árbol así.


No soy cubana, pero mi sombra sí.



No soy modelo , pero mi sombra sí.




5 comentarios:

tania alexia dijo...

Hola! durante mis vacaciones fui a conocer tu tierra... es bellisimo todo lo que vi, ojalá el exceso de turismo no lo llegue a contagiar y a destruir, su encanto está en lo NO explotado.
Siempre he admirado tu trabajo, y me llama la atención lo fecunda que eres...tu no paras núnca he! ...un abrazo.

Adarsh Kaur dijo...

Muchas gracias eso que me dices es una imagen de mi trabajo que no habia percibido. Me gusta lo que hago y aqui en Pnguipulli me resulta mucho mejor.
Te doy las gracias otra vez por el tiempo y las palabras.
Un abrazo desde este sur tan lindo.

Blanca dijo...

Un bonito paisaje!!!
Un abrazo

Fadinha dijo...

Yoyi, Gustavo Aimar desafiou qualquer pessoa a interpretar um desenho que ele criou. É uma forma de comemorar o segundo aniversário do seu blog. Tu também podes participar! Mais informações aqui: http://www.bloganiversariodos.blogspot.com/

Tens muita sorte em viver num lugar assim... tão belo! Eu sinto o mesmo porque tenho o mar aqui perto...

Beijinhos!

En El Palacio De La Risa Y El Dolor dijo...

eso de la osmbra ta buenisimo jeje